Contact Us:

670 Lafayette Ave, Brooklyn,
NY 11216

+1 800 966 4564
+1 800 9667 4558

Los cálculos renales, también llamados piedras en el riñón o litiasis renal, son masas sólidas que se forman en este órgano del cuerpo cuando cristalizan las partículas (minerales o sales ácidas) que normalmente se disuelven en nuestra orina. Estos bultos pueden permanecer allí o moverse hacia el uréter y generalmente (pero no siempre) se excretan al orinar. De lo contrario, pueden causar problemas como dificultad para orinar y dolor.

Su tamaño puede ser de milímetros hasta varios centímetros. Suelen ser de color marrón o amarillo claro, con contornos más o menos lisos y regulares, o irregulares. Puede haber uno o más cálculos renales al mismo tiempo.

Una de cada diez personas sufrirá un cálculo renal

Se trata de una enfermedad bastante común. En México se estima que entre 2.5 y 4 de cada cien personas mayores de 25 años, tienen piedras en los riñones, lo doble que hace diez años.

Los cálculos renales tienen más probabilidad de formarse si la persona produce menos de un litro de orina al día.

¿Cuál es la causa?

Existen condiciones que pueden asociarse a litiasis (piedras en el riñón):

  • Hiperparatiroidismo, por incremento de la hormona paratioridea.
  • Riñones poliquísticos. Lito o piedra
  • Gota.
  • Tumores malignos.
  • Enfermedad tiroidea.
  • Sobredosificación de calcio y fósforo.
  • Infecciones urinarias repetidas.
  • Ingestión exagerada de cafeína.

¿Qué factores favorecen la formación de litos?

  • Factores genéticos.
  • Ambiente seco y caliente.
  • Dietas altas en calcio, ácido úrico y sal.
  • Dietas muy elevadas en proteínas.
  • Disminución en la ingestión de líquidos.
  • Enfermedades tubulares renales.
  • Zonas con «agua dura» para el consumo.
  • Intestino «flojo».
  • Trabajo sedentario.

¿Cuáles son los síntomas?

Dolor inicial en la región lumbar alta, irradiado al abdomen anterior, muslo y genitales, de acuerdo a su localización en riñón o en ureteros.

Cuando la piedra alcanza la uretra habrá urgencia urinaria, incremento en la frecuencia y puede haber dolor o ardor.

Durante la migración de la piedra, puede observarse sangrado que puede llegar a ser intenso y/o acompañarse de coágulos.

Si la piedra avanza, el dolor irá modificándose pero si la piedra queda atorada, el riñón se distenderá con la orina que se va formando y acumulando y las molestias se harán más evidentes, aparecerán náusea y vómito severos, pudiendo generarse  una infección por obstrucción y sobre todo daño estructural del riñón con disminución de la función.

Si este cuadro severo no es tratado, el dolor podrá ir reduciendo pero a costa de un riñón seriamente dañado. A la exploración el médico encontrará el abdomen duro por el compromiso peritoneal.

Podrá encontrar dolor a la percusión lumbar o al palpar los puntos ureterales o sobre vejiga, pero el cuadro clínico será el más orientador.

Algunos pacientes cursan asintomáticos, y la litiasis se encuentra incidentalmente durante exámenes realizados por otra enfermedad o por exámenes de rutina.

¿Con quién acudir si presento algún síntoma de cálculos renales?

Con un Especialista, en Tehuacán el Dr. Pagola ofrece tratamiento para este tipo de padecimiento, incluso es un cirujano urólogo que puede intervenir con cirugía láser para poder extraer, pulverizar y destruir estas piedras que se forman en su riñón. Con la mejor tecnología, el mejor trato y la mejor atención, el Dr. Pagola le atiende en su consultorio ubicado en Tehuacán Puebla, el mejor urólogo de la ciudad, con dirección de calle 2 sur número 900 en la colonia Benito Juárez.

Por motivos de la pandemia se debe agendar una previa cita llamando o enviando un mensaje de WhatsApp al 238 1048018. Puede marcar para más detalles o proporcionar su número para que nos pongamos en contacto con usted.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.